Nuevos lineamientos para políticas de prevención de daño antijurídico en el Estado: Análisis

Actualizado: oct 23

Por Diana Patricia Calixto Medrano

Socia | Guerrero Ruiz Asociados


diana@guerreroruiz.com

@dianacalixto





Mediante Circular Externa No 05 del 27 de septiembre de 2019 la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado en ejercicio de sus atribuciones legales y en el marco de las políticas de Gestión y Desempeño Institucional dentro de las cuales se encuentra la Política de Defensa Jurídica, como ente rector definió para las entidades públicas del orden nacional y territorial los lineamientos para la formulación, implementación y seguimiento de las políticas de prevención del daño antijurídico.


Establece la Circular que las entidades deben formular su política de prevención del daño antijurídico de acuerdo con la metodología elaborada por la Agencia de acuerdo a la aplicación “Lineamientos para la formulación e implementación de las políticas de prevención del daño antijurídico” la cual hace parte de la misma.


Para dichos fines, las entidades deben diligenciar y presentar a la Agencia la aplicación mencionada, dentro de los meses de noviembre y diciembre de 2019 y a partir de allí cada dos (2) años durante el mismo periodo.


A efecto de la formulación de las políticas de prevención del daño antijurídico las entidades podrán tomar como insumo lo siguiente:


- La litigiosidad a la fecha de corte de la formulación de la política de prevención del daño antijurídico.

- Las sentencias o laudos condenatorios a la fecha de corte de la formulación de la política de prevención del daño antijurídico, según el tipo de acciones.

- Las solicitudes de conciliación extrajudicial a la fecha de corte de la formulación de la política de prevención del daño antijurídico.

- Las reclamaciones administrativas a la fecha de corte de la formulación de la política de prevención del daño antijurídico.

- Los derechos de petición que puedan anticipar situaciones litigiosas futuras.

- El mapa de riesgos de la entidad y otros riesgos que tengan la calidad de sobrevinientes.

- Otros factores relevantes que la entidad considere que pueden ser fuente futura de litigiosidad.

- Posibilidad de aplicación de la figura de extensión de jurisprudencia en sede administrativa.


La Agencia previó a través de esta Circular, que la circunstancia de carácter de litigiosidad, sentencias condenatorias, laudos condenatorios y legitimación en la causa por pasiva, no exime a las entidades públicas de formular su política de prevención del daño conforme a los lineamientos expedidos por la entidad.


De igual manera estableció que en el proceso de formulación de las políticas de prevención del daño antijurídico, las causas generales deben ser expresadas de acuerdo a la parametrización de causas del Sistema Único de Gestión e Información Litigiosa del Estado eKOGUI. Las subcausas serán establecidas por cada entidad de conformidad con el hecho, acto, operación o conducta antijurídica específica que se quiera prevenir.


Así mismo establece la Circular, que al formular la política las entidades incluyan indicadores de gestión, impacto y resultado que midan el efecto del plan de acción sobre las subcausas priorizadas.


La Agencia, define la Circular, analizará si los elementos de la política de prevención del daño antijurídico remitidos por las entidades se ajustan a los lineamientos expedidos y con base en ello procederá a la retroalimentación.


En los casos en que las entidades suelan actuar en calidad de codemandadas, se establece que podrán formular los respectivos componentes de su política de prevención de manera conjunta, de conformidad con los lineamientos de la Agencia.