Consejo de Estado reitera jurisprudencia sobre procedibilidad de recursos en acciones populares

La sección primera del Consejo de Estado en sentencia de 23 de abril de 2021 reiteró su jurisprudencia sobre la procedencia de los recursos de reposición y apelación contra las providencias dictadas en el trámite de acciones populares.

Por: Jorge Andrés Obando Moreno


El presente asunto inició cuando el actor presentó demanda de acción popular para que se suspendieran los trámites de licenciamiento ambiental y se protegieran los derechos colectivos al goce de un ambiente sano, existencia de un equilibrio ecológico, entre otros, presuntamente vulnerados por el respectivo proyecto.


EL Tribunal Administrativo de Cundinamarca mediante auto de 5 agosto de 2019 declaró el agotamiento de jurisdicción y por lo tanto el archivo del proceso. Contra tal auto, se interpusieron los recursos de reposición y en subsidio apelación, los cuales fueron rechazados por el mismo tribunal mediante auto de 19 de noviembre de 2019.


La razón para rechazar el recurso de reposición fue que este no procede contra las decisiones tomadas por la Sala de Decisión, según el artículo 128 del Código General del Proceso -CGP-. En cuanto al de apelación, la sala argumentó que este solamente procede en contra del auto que resuelve excepciones previas y contra la respectiva sentencia.


Ante esto, el actor presentó acción de tutela contra la respectiva providencia judicial por violación al debido proceso al incurrir en defecto sustantivo por falta de aplicación de la ley 472 de 1998, la cual fue resuelta negativamente por la Sección Segunda del Consejo de Estado mediante sentencia de 4 de febrero de 2021. La Sección Segunda consideró que de la lectura del artículo 318 del CGP, se concluye que las providencias dictadas por la Sala de Decisión no son objeto de recurso de reposición y por lo tanto no correspondía al Tribunal darle trámite.


La sentencia de la sección segunda que negó la tutela fue impugnada por el autor, y resuelta por la sentencia de la Sección Primera del 23 de abril de 2021 objeto de esta reseña.


En esta oportunidad, la Sección Primera propuso como problemas jurídicos los siguientes:


1. Determinar el cumplimiento de los requisitos generales de procedibilidad de la acción de tutela contra sentencias judiciales, y de ser así́,

2. Establecer si el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, al proferir la providencia de 19 de noviembre de 2020, incurrió́ en defecto sustantivo por falta de aplicación de normas jurídicas al declarar improcedente el recurso de reposición interpuesto contra el auto del 5 de agosto del 2019.


Con respecto al primer problema jurídico, la sección primera reiteró los requisitos de procedibilidad de la acción de tutela contra providencias judiciales y determinó la procedencia para el caso en concreto.


Por otra parte, y frente al fondo del asunto, la sala consideró que en este caso el tribunal incurrió en defecto sustantivo lo que llevó a la violación del derecho al debido proceso de la parte actora, al impedir impugnar en sede de reposición un auto del trámite de la acción popular.


Precisamente, la sala consideró que le asistía razón al actor al asegurar que el artículo 36 de la ley 472 de 1998 expresamente establece la procedibilidad del recurso de reposición en contra de cualquier auto dictado durante el trámite de la acción popular, sin distinguir qué autoridad lo profiere, norma que por especialidad prevalece sobre la codificación procesal civil.


En ese sentido, la sala reiteró el criterio jurisprudencial adoptado por providencia de 28 de agosto de 2020, que dispone que los recursos que se interpongan dentro de los procesos de acción popular deben someterse a las reglas de la Ley 472 de 1998, y por tanto, debe prevalecer esta normativa de carácter especial sobre la legislación procesal, en el sentido de permitir la procedencia del recursos de reposición contra todos los autos expedidos en el trámite de la respectiva acción.


Con respecto al recurso de apelación, la sala reiteró su jurisprudencia de 27 de enero de 2020, 30 de junio de 2020, y 10 de febrero de 2021, en el sentido de precisar que las únicas decisiones susceptibles del recurso de apelación en los procesos del medio de control de protección de derechos e intereses colectivos, son el auto que decreta una medida cautelar y la sentencia proferida, en primera instancia.


Conforme a lo anterior, la Corte consideró que el Tribunal de Cundinamarca no debió haber declarado improcedente el recurso de reposición presentado en contra del auto de 5 de agosto de 2019, habida cuenta que la ley 472 de 1993 señala su procedencia, incurriendo en defecto sustantivo por haber inaplicado de manera incorrecta tal norma y haber vulnerado, a su vez, el derecho fundamental al debido proceso de la parte actora.


Consecuentemente, la sección primera resolvió revocar la sentencia de tutela proferida el 4 de febrero de 2021 por la Sección Segunda del Consejo de Estado, y dejar sin efecto el auto de 19 de noviembre de 2020 emitido por el Tribunal que negó la procedencia del recurso de reposición contra el auto de 5 de agosto de 2021.

33 vistas0 comentarios